Inicio > Energía e Hidrocarburos > ¿Será suficiente incentivo al sector?

¿Será suficiente incentivo al sector?


Punto de Vista – Pagina Siete 11/06/11

Villegas dijo textualmente: “Las empresas, actualmente, en términos de la producción de líquidos, lo que estamos haciendo en nuestro plan de exploración es firmar nuevos contratos y en los nuevos contratos existen algunos incentivos para que puedan ellas tomar decisiones de inversión, principalmente unos de los incentivos es que a las empresas que suscriban estos nuevos contratos de exploración se les devuelve la inversión en exploración en un tiempo relativamente prudente y razonable, ese es un incentivo significativo para que las empresas ahora hayan expresado su interés de firmar estos contratos. En otros países la inversión en exploración se devuelve en toda la vida útil del proyecto, que pueden 30 a 35 años; acá vamos a devolver en un periodo prudencial que puede ir entre 5 hasta 10 años y lo que hemos observado (es) que las empresas tienen una reacción favorable para que ocurra esto”.

 Comentario

El Presidente interino de YPFB se refiere a “nuevos” incentivos para las empresas petroleras que inviertan en la exploración de petróleo crudo, que tanta falta le hace al país.

En primer lugar es altamente positivo que las autoridades del sector se preocupen finalmente de atraen inversiones, después de haberlas espantadas durante años, y para ese fin bien vengan los incentivos necesarios.

Por otras declaraciones del Presidente de YPFB, el mayor incentivo parece ser devolver el 100% de las inversiones en exploración – en un plazo corto, se precisa ahora- si la empresa tiene éxito en la exploración de líquidos.  También los contratos de riesgo compartido, con base a la anterior ley 1689 de hidrocarburos, permitían la recuperación “acelerada” de las inversiones, beneficio que, por otro lado, fue acremente criticado por los que ahora lo ofrecen.

Pero, ¿serán suficientes incentivos económicos, en el contexto del “clima de negocios” que vive el sector?

Sin embargo el problema fundamental con las inversiones petroleras no son los incentivos, que deberían estar por lo menos al mismo nivel de la región, sino  la confianza que el país puede inspirar en el inversor para emprender un negocio con ganancias razonables, cuando la producción estará  destinada  al mercado interno de líquidos, que sigue subvencionado.

Me pregunto, al margen de consideraciones técnicas sobre los contratos, si las acciones que sañosamente el gobierno emprende en contra de empresarios privados; la tardanza,  o negativa práctica, de pagar las indemnizaciones por la “nacionalización” de acciones; el opaco proceso de elección de los magistrados, en el marco del sometimiento diario de la justicia al órgano ejecutivo y, sobre todo, las trabas que pone la propia CPE a las inversiones en el sector, podrán ser compensadas, en el cálculo del inversionista, por las buenas intenciones del recapacitado Presidente interino de YPFB.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: