Inicio > Energía e Hidrocarburos, política y economía > El GTL en Bolivia: del sueño a la quimera

El GTL en Bolivia: del sueño a la quimera


Energy Press, 25 de julio de 2011 (comentario)

En Bolivia y en el mundo se habla desde hace muchos años de la posibilidad de transformar el gas metano en combustibles líquidos (GTL), mediante un proceso químico conocido desde comienzo del siglo pasado. Lo intentó Adolf Hitler durante la segunda guerra mundial, cuando el avance ruso le privó del petróleo de Rumania, y sabemos cómo acabó esa contienda. En nuestro país, lo propuso hace tiempo con gran entusiasmo una humilde, pero pujante, empresa petrolera cruceña, y terminó explorando petróleo y gas para la exportación, ni siquiera para sus socios siderúrgicos.


Que se sepa, hay un solo emprendimiento en el mundo que funciona en la actualidad: se encuentra en Qatar, dirigido por una de las mayores transnacionales, la Shell, allá donde otras compañías fracasaron. Shell ha logrado poner en operación la planta de GTL, a partir de gas subsidiado (Qatar tiene las terceras reservas de gas en el mundo) e invirtiendo la friolera cifra de 21 mil millones de dólares (más de 10 años de exportaciones de gas boliviano a Brasil), con una producción de 140 mil barriles/día, casi cuatro veces la producción boliviana.


La lección de Qatar es que un proyecto GTL puede funcionar si hay tecnología de punta, grandes inversiones, economía de escala, mercados seguros y gas abundante y barato. Nada de esto tiene hoy Bolivia, ni lo va a tener vía asociación en las condiciones jurídicas actuales, de manera que lo que hace unos años era un sueño hoy se ha vuelto una quimera.


Parecería que existe una cierta lógica, más allá del mito industrializador de los años ’60, en el objetivo de añadir valor a nuestros recursos naturales y obtener productos que nos hacen falta, como el diésel ecológico vía procesos GTL. Pero cuando el resultado es usar gas que poseemos escasamente y vendemos a buen precio, para obtener un producto más caro de lo que importamos (el diésel) quemando gas y dinero público, es lícito preguntarse si el juego vale la vela.


Si fuera poco, un emprendimiento de esa envergadura no puede ser confiado a empresas sin experiencia, que hasta la fecha ha producido muchos papeles y ni una gota de productos industrializados. La experiencia de la nacionalizada Guaracachi que está a punto de dejarnos a oscuras por echar a perder una planta de ciclo combinado, debería enseñarnos algo acerca del know how y la experticia necesarias en ese campo. La industrialización del litio también va por el mismo camino que lleva al fracaso.


De manera que, en políticas de industrialización Bolivia no sólo no ha avanzado en los últimos años sino que ha retrocedido, inclusive ideológicamente. El abortado “gasolinazo” de Navidad ha mostrado el rumbo que quisiera tomar el actual gobierno y que, más antes que después retomará en beneficio de la salud económica del país y del desarrollo nacional a largo plazo. Subvenciones y subsidios, fundamentales para la puesta en marcha de proyectos GTL, parecen estar pasando de moda en el escenario económico nacional. De hecho, en lugar de un impulso al GTL, preveo que veremos pronto un freno a las termoeléctricas, cuanto menos eliminando la perversa subvención del gas barato a la producción eléctrica de esas plantas.

  1. jaen carola
    agosto 19, 2011 a las 3:17 pm

    estoy de acuerdo con lo que dice, lamentablemente nuestro pais esta lleno de politicos que hacen mal uso de su poder y en vez de preocuparse por el futuro y bienestar de nuestro pais solo se preocupan por el presente, tratan de tranquilizar a la gente con contratos ficticios que no traeran nada para el futuro de Bolivia, un pais con tanta riqueza que brindar esta dirigida por gente ineficaz que pudiendo estar a la punta de cualquier pais del tercer mundo aun estamos en el viejo mundo. la falta de capacidad, ambicion y amor a nuestra patria lastimosamente la ha llevado u hundirse y con ella a mucho de su gente teniendo que migrar y separarse de su flia. para vivir como esclavos.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: