Inicio > religion, biblia, varios > El misterio del tránsito

El misterio del tránsito


Pagina Siete, 6 de agosto de 2011

Mucho se ha escrito sobre la vida y la muerte. Sin embargo, poco se reflexiona sobre el tránsito de la vida a la muerte, esa “tierra de nadie” que, por ser un misterio, no está exenta de polémicas. En particular, la controversia en torno a la “dulce muerte” se debe, en gran medida, a diferentes interpretaciones del significado y realidad de ese tránsito.

Según los partidarios de la eutanasia se trataría de un tiempo muerto, fuente de dolor y sacrificio, emocional y financiero, para la familia y, a veces, para el mismo enfermo. Entonces, dicen, ¿por qué no ayudar a la naturaleza a hacer su trabajo irreversible de manera más eficiente y económica? La tragedia que me ha tocado vivir en mi propia carne me ha acercado a esa corriente, me ha dado tolerancia y comprensión por una posición que no se debe caricaturizar como si los que, en buena fe, quieren ahorrar dolor y angustias fueran unos despiadados enemigos de la vida. La visión, durante las primeras horas de cinco largos días, de mi esposa vegetando artificialmente, gracias a una máquina que le permitía respirar, sin que el cerebro, la sede de la función propiamente “humana”, tuviera ya nada que hacer, me ha hecho desear y pedir un pronto desenlace. Sin embargo, con el pasar de las horas, he podido tocar el misterio de ese tránsito prolongado, pero no inútil, al comprender que esa no era vida para ella, pero sí para nosotros. Los cinco días de despedida – hoy lo tengo cada vez más claro – han sido el último don que nos ha hecho Sonia. No fue casual que toda la familia se encontrara en Santiago en el momento del accidente, de modo que las romerías diarias a la Unidad de Cuidados Intensivos, de a uno o a dos a la vez, por lo general, nos han permitido despedirnos con calma y paz; hablarle con la certeza de que nos seguía escuchando; acariciar su rostro; apretarle las manos aun sin ser correspondidos y, sobre todo, revivir lo “último”: el último abrazo, el último chiste, la última comida, la última caricia, la última foto juntos, la última compra, la última sonrisa dulce y maternal, como camino para recordar lo “primero”. Recordé y medité, con dolor, pero sin sufrimiento, como gusta distinguir mi amigo Gonzalo Mendieta, especialmente la pregunta que me hizo al despertarnos horas antes del accidente, como síntesis de la inolvidable conversación que nos ocupó durante todo el viaje de ida: “Saratti -que así me decía en la intimidad-, ¿por qué te has casado conmigo?”. Y luego, durante esos cinco días, y hasta después, empezaron a suceder cosas, los “milagros”, como medio en broma, medio en serio, empezaron a decir mis hijos, acontecimientos demasiados bellos e inesperados para ser considerados casuales, como los mensajes y reencuentros impensables; la boda de la hija amada y lejana – finalmente realizada con Ella “en vida”-, cimentada en un dolor inimaginable; hasta la reunión de sus hijos para renovar el compromiso de solidaridad y amor fraterno, en el mismo momento en que, no teniendo más que pedir a la vida, la mamita decidía terminar de morir. En fin, el misterio de ese tránsito sigue siendo inaccesible, pero, mediante la fe y la esperanza en Cristo, más fuertes que nunca, hoy sé que es posible percibir la inmensa descarga de amor que acompaña el último latido de un corazón de madre.

Categorías:religion, biblia, varios
  1. Ana Rosa Trincado
    agosto 5, 2011 a las 8:24 pm

    Ha sido muy triste la partida de la doctora Sonia, ella siempre fue buena persona y el consuelo es que no sufrio y ahora esta en los brazos de nuestro Señor Jesucristo

  2. agosto 5, 2011 a las 9:02 pm

    Definitivamente es un misterio, pero algo real es que ella se queda mas presente q nunca en nuestros corazones y en nuestras mentes.
    Esta mañana cuando acabó el entierro algunas personas se acercaron a dejarle una rosa, y yo estaba ahi parada sintiendo tanto ese momento, dejando una oración y unas palabras.
    Pero de pronto senti q estaba hablando a las flores, porque ella estaba mas presente y real en mi corazon, e incluso en ese lugar…sentia que nos miraba desde el cielo, y a pesar del gran misterio, del gran enigma del por que de los hechos…….verdaderamente Dios la escogio en el momento que El decidio, ella fue una mujer maravillosa, dejó grabada su sonrisa, su voz y sus palabras y ahora que se adelanto por el camino de la vida nos deja lo mas importante que siempre deberiamos recordar…..y es simplemente AMAR A TODOS SIN LIMITES….eso me deja….la extranare mucho…….pero se que la volvere a ver!!! Dios bendiga a la familia, a los amigos y a tanta gente que la recordaremos por siempre.

  3. Martha Baeza
    agosto 6, 2011 a las 12:20 am

    Sonia fue una persona que marco nuestras vidas….bondadosa, maestra y muy humana, Agradezco a Dios el haberla conocido y compartido momentos muy difíciles y felices, fue un ejemplo de vida.
    Se convertirá en un ángel guardián de todas las personas que tuvimos el honor de conocerla y un ángel para aquellas personas que necesitan una palabra de aliento para seguir adelante.
    Gracias amiga!!! como me llamabas, siempre estarás presente en mi corazón
    Francesco, Andres, Lucia, y Mariberta paz y resignación por esta partida material, ella siempre estará con nosotros, Dios los bendiga!!!

  4. agosto 7, 2011 a las 1:33 am

    Fué algo triste para mi enterarme de su partida , que Dios la tenga en su Gloria y que Dios les de la fortaleza para seguir adelante…………

  5. maria antonieta blacut
    agosto 7, 2011 a las 2:22 pm

    Sonia – francesco para mí: un referente de lo que debe ser un matrimonio. su partida nos deja un vacío, mismo que será llenado cuando nos volvamos a ver en el reino divino como nos lo tiene prometido El Maestro.
    Para la familia doliente un abrazo compartiendo este dolor, pero tambien sintiendo esa madurez espiritual reflejada en la aceptación. Estamos con ustedes, la comunidad de Alto Irpavi en la que se sintieron siempre hermanos, les brinda ese cariño sincero que compartimos en estos años de conocerlos y se mantendra por siempre……Descanza en paz querida Sonia, paz para tu esposo, hijos, hijos politicos,hermanos y tu amada nieta. Dios y la Virgencita los mantengan unidos en su amor y protegidos con sus bendiciones.
    Ma. Antonieta

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: