YPFB contraataca


Los Tiempos, 9/3/2012

Esta columna es mi replica a la respuesta de YPFB publicada en Los Tiempos el 7/3/12 y reproducida en este blog como comentario a mi articulo “Anexo D masista”.

A tiempo de sentirme honrado por merecer, quizá por primera vez en seis años, una respuesta de parte de YPFB a las críticas de diferentes analistas a la gestión de la política energética gubernamental, debo lamentar, al mismo tiempo, que las autoridades de YPFB no hayan leído atentamente lo expresado en mi artículo de opinión titulado  “Anexo D masista” (Los Tiempos 4/3/2012) y hayan recurrido a un funcionario de cuarto nivel, improvisado columnista, para rebatir algunas opiniones vertidas en esa columna.

Resistida la tentación de encargar la réplica a mi secretaria, por la simple razón que no la tengo, intentaré aclarar algunos aspectos.

La respuesta del Gerente Nacional de Administración de Contratos de YPFB (Los Tiempos 7/03/12), además de destemplada y llena de imprecisiones malintencionadas en su intento de personalizar los argumentos, distorsiona el fondo del mencionado artículo.

En ningún momento estigmatizo los Anexos D de los contratos petroleros que, dicho sea de paso, existen en todos los países. Lo que sí critico es una conducta hipócrita de quienes usan argumentos demagógicos para rebatir una situación que luego reproducen con entusiasmo. Eso ha sucedido con la consulta indígena (antes exigida como vinculante y hoy manipulada en el TIPNIS); con la diferencia entre venta y compra (“spread”) del dólar (quisieron crucificar al entonces Presidente del Banco Central cuando propuso esa medida, para luego y una vez en el poder, imponerla sin discusión); con los gasolinazos (antes finalizados a equilibrar el presupuesto nacional y ahora a dar incentivos a las petroleras), con la fábula de la industrialización del gas; esto sólo por citar algunos ejemplos.

En cuanto a las bondades y defectos de los nuevos contratos de operación, éste es un tema que amerita otro espacio de discusión. Al respecto, mi columna “Elogio de la nacionalización” (Los Tiempos, 25/12/2011) contiene algunos elementos críticos que no han sido rebatidos hasta el momento y que sería muy pedagógico tratar de cara al país.

Adicionalmente, la argumentación central del funcionario-columnista, en lugar de aclarar, confunde. En efecto, me pregunto ¿por qué YPFB debe pedir a REPSOL que pague la factura de un evento de capacitación para su personal, si, convenios de por medio, esa petrolera al final “recupera” el dinero gastado? o ¿tal vez, bajo esa modalidad, se pretende evitar el cumplimiento de normas establecidas para licitaciones o contratos, eludiendo la fiscalización de la Contraloría con la ayuda de las petroleras?

Finalmente, me queda otra duda: ¿el banquete pagado por REPSOL a los 400 invitados de los países del Alba constituye también un “gasto recuperable”?

  1. Fausto
    marzo 11, 2012 a las 11:10 am

    En realidad tanto la citada nota del blog, Anexo D +sista, , y de la respuesta recibida parecen impropias de una óptica objetiva de análisis serio. Ambos se asemejan a golpes bajos. Lo que interesa a los lectores son las cuestiones operativas de fondo, las eficiencias, las estrategias, la perspectivas de tecnologías, etc; no los chismes de cocina sin alguien pagó o no su menú. por + cierto que fuera.

    Creo que el “Anexo D+ ” de FZ acarreó su propio traspiés. Ojalá mantenga la altura propia de una perspectiva que se enfoca en lo relevante, importante, y acuciante.
    .

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: