Archivo

Archive for 28 agosto 2012

Una noticia radioactiva

Los Tiempos, 29/8/2012

En torno a las 17:00 de ayer martes explotó una bomba noticiosa en La Paz: dos toneladas “de uranio” fueron decomisadas en la elegante avenida Arce mientras eran trasportadas por un camión. Leer más…

Anuncios
Categorías:ciencia y sociedad, varios

Dos entrevista de Energy Press

Entrevista publicada parcialmente en el Semanario ENERGY PRESS (agosto 2012)

1-   Cómo evalúa el desempeño del sector en estos últimos años y cuál es el impacto en el ámbito social, económico y educativo?

Veo más sombras que luces.

Entre las luces podemos mencionar la consolidación del mercado de Argentina, que paga precios elevados para nuestro gas, y, en general, los esfuerzos para transformar a YPFB en una verdadera corporación, especialmente para la búsqueda pragmática de inversiones externas.

Es de destacar la construcción de las plantas de separación de licuables (Rio Grande y Gran Chaco) las cuales, a pesar de los recientes casos de corrupción, contribuirán a la seguridad energética del país en cuanto a GLP.

Entre las sombras está la gestión interna plagada de casos de corrupción, algunos de los cuales salen accidentalmente a la luz, causados también por la discrecionalidad del nombramiento de autoridades y por el relajamiento de los procedimientos de licitación y de los controles internos. Asimismo, se sigue sin avanzar en el área de la exploración y de la industrialización. Sigue dominando una visión inmediatista del negocio, sobre explotando nuestros recursos sin reponer lo que gastamos.

Sobre todo se sigue utilizando insulsamente los ingentes ingresos del gas (bonos y más bonos) sin promover un verdadero desarrollo (empresas y empleos).

2-   Cuáles son los departamentos que reciben más regalías e impuestos por hidrocarburos. Estos resultados acompañan el crecimiento de estas regiones?

En este momento siguen siendo Tarija, Santa Cruz y Cochabamba, a los cuales  pronto se unirá Chuquisaca gracias al campo Margarita-Huacaya.

Tarija, que es el principal beneficiado por regalías e IDH, no muestra un salto cualitativo en su crecimiento económico y social. Mucho influyen las disputas políticas alentadas desde el Gobierno Central.

3-   Cuál cree que es el futuro del sector para los siguientes años?

Todo depende de la gestión de YPFB y de sus subsidiaras.

Tenemos una fecha clave: 2019. Para ese año deberá renegociarse el contrato con Brasil y deberá funcionar el Gasoducto del NorEste Argentino  (GNEA) el cual permitirá exportar más de 27 MMm3/d de gas al vecino país, justificando sí la planta de separación de Gran Chaco.

Para esa fecha nuestras reservas de gas (que las hay, pero que hay que buscarlas a 6000 metros de profundidad) deberán ser certificadas en montos mayores a los actuales.

El tema del diesel debería preocupar más a las autoridades. La respuesta a la escasez de petróleo pesado debe venir de diferentes lados: exploración con incentivos importantes, importación, GTL y el injustamente despreciado biodiesel

4-   Qué política se debe adoptar para incentivar la exploración y producción?

 No se trata sólo de política energética, ni de meras leyes de inversiones. Es la imagen del país en su globalidad que debe inspirar confianza, a través del imperio de la ley, del respeto a los contratos y a la institucionalidad.

Desafortunadamente, por lo que vemos diariamente en diferentes áreas socio-económica, estamos a años luz de atraer y garantizar las inversiones externas que el país necesita con urgencia en el sector para exploración e industrialización.

De hecho, la ideología y el sectarismo político siguen dominando la escena y hacen imprevisible e inseguro cualquier escenario a futuro.

*****************************************************************************************************************************

Entrevista de Raul Dominguez, periodista de Energy Press

a)      ¿Bolivia es un país subdesarrollado en energía?

No en cuanto a producción. Bolivia es un país productor muy importante regionalmente y con un potencial elevado en diferentes fuentes energéticas.

Sí en cuanto a visión de largo plazo que hace avizorar un futuro preocupante.

b)      ¿Qué le falta al país para crecer más en energía?

Políticas claras que privilegien los tiempos largos antes que el inmediatismo rentista; que atraigan inversiones en exploración y que den confianza en que las reglas se respetan y el Estado no es un obstáculo para el crecimiento. Hoy todo eso está en entredicho.

c)       Dónde están los mayores potenciales energéticos y las mayores debilidades energéticas?

Bolivia es rica en energía en casi todas sus fuentes: gas, hidroelectricidad, biomasa, energía solar y eólica. Las debilidades son la visión miope para desarrollar esas potencialidades y las subvenciones a los combustibles que significan pérdida de divisas, incentivos al contrabando y competencia desleal con otras fuentes de energía.

d)      ¿Hay la posibilidad de desarrollar energías renovables en Bolivia?

Claro que las hay. El altiplano es un “paraíso solar”. Hay regiones aptas para la energía eólica, hay posibilidad de imitar a los países vecinos con la producción de biodiesel. Pero una mezcla de ideología trasnochada y de incapacidad de gestión lo impiden.

e)      ¿Qué momento energético atraviesa el país?

De estancamiento. Sólo se desarrolla la producción del gas descubierto hace más de una década pero no se explora ni se dan las condiciones para inversiones relevantes en la industrialización del gas. Estamos convirtiendso una riqueza real (el gas) en otra efímera (divisas internacionales y bonos sociales).

Asimismo, el propio país corre el riesgo de volverse gas-dependiente o monoproductor energético, a causa de las subvenciones.

f)       ¿Existe un verdadero plan de desarrollo energético nacional?

Si existe no se lo ve porque todo es improvisación y respuestas a emergencias.

***********************************************************************************************************************************************

YPFB no es sólo corrupción

PaginaSiete, 18/08/2012

En medio de una gestión errática, escándalos de corrupción y sombras en los procesos de adquisiciones, el contrato “interrumpible” de YPFB con ENARSA, representa un logro destacable.

Argentina ha sido el primer comprador de gas boliviano, desde el año 1972 hasta 1999. Esos ingresos, entre otras cosas, evitaron que el país cayera en la vorágine abierta por la hiperinflación, allá por los años ’80.  Posteriormente, durante el gobierno de Carlos Mesa, ante el fracaso del proyecto “Pacific LNG”, se reanudaron las exportaciones de gas a la Argentina, cuyas reservas empezaban a mermar. El contrato provisional fue ampliado y consolidado mediante un nuevo contrato, “YPFB-ENARSA” del 19 de octubre de 2006, una vez que, con la suscripción de los contratos de operación, el Estado boliviano lograba rencauzar las deterioradas relaciones de YPFB con las empresas petroleras. Leer más…

Oleada de nacionalizaciones en América Latina

Revista Perspectiva (Bogotá, Colombia) 8/08/2012

PREGUNTA

Bajo el argumento de que los productos básicos no pueden ser un negocio privado, idea que históricamente ha gozado de gran simpatía entre las sociedades latinoamericanas, varios gobiernos del subcontinente han adoptado políticas de estatización en sectores estratégicos como los hidrocarburos, las telecomunicaciones, la generación y el transporte de energía eléctrica.

 Estas medidas han proporcionado a los mandatarios de turno importantes réditos electorales, pero el balance en términos de eficiencia económica, tecnología productiva y financiación deja mucho que desear, además de desmotivar la inversión extranjera, tan necesaria -para algunos- para el crecimiento de la economía y la consecuente mejora de la situación social de las poblaciones.

 Por su importancia radical para el desarrollo económico presente y futuro de los países y sus profundas implicaciones sociales, la conveniencia del modelo de nacionalizaciones de recursos naturales tiene grandes partidarios como detractores en el mundo entero.

RESPUESTA 

Una medida de “nacionalización” de recursos naturales en América Latina, independientemente del amplio significado que suele tener ese término, es siempre buena para los gobiernos populistas, casi tanto como lo es una declaración de guerra. Pero no siempre lo es para la gente, que luego sufre las consecuencias de medidas precipitadas.

Las nacionalizaciones, más que buenas o malas, son necesarias cuando se cumplen ciertos requisitos, como: abundantes reservas, mercados en firme y precios elevados. En ese escenario, el excedente está garantizado y, sin duda, es preferible emplearlo en beneficio del país a que se vaya a las arcas de las multinacionales.

Pero no se trata sólo de llevar adelante un negocio encaminado. Hay que tener la capacidad en recursos humanos, financieros y tecnológicos para prescindir de las empresas trasnacionales. Caso contrario, la “nacionalización” debe mantener, bajo otras reglas, la asociación estratégica entre Estado y empresas privadas en beneficio mutuo, y convencer a la gente de que se ha “nacionalizado” verdaderamente los recursos naturales y esa asociación es un “mal necesario”. Eso es precisamente lo que en Bolivia ha logrado, aunque sólo coyunturalmente, Evo Morales. ¿Lo logrará Cristina en la Argentina?

 

Logros y frustraciones a ocho años del nuevo YPFB

Paginasiete, suplemento Especil del 6 de agosto de 2012

                Un poco de historia

El “nuevo” YPFB fue concebido en julio de 2004, por voluntad del pueblo boliviano expresada en el Referéndum del Gas. La sucesiva Ley de Hidrocarburos No. 3058, aprobada en un contubernio irracional del MAS con los odiados partidos tradicionales y neoliberales, condicionó la refundación de YPFB. Leer más…

Interinatos

PaginaSiete 4/08/12

¿Alguien puede entender  por qué el actual Gobierno, que cuenta con una amplia mayoría en la Asamblea Legislativa, sigue manteniendo autoridades interinas a la cabeza de las principales instituciones del Estado, después de 6 años de gestión?

En efecto, siguen como interinos el Contralor General, el Fiscal General,  los Presidentes del Banco Central, YPFB, ABC, Impuestos, Aduana y  COMIBOL y, para colmo, el mismo Comandante General de la Policía, sólo para enumerar algunos cargos que deberían ser designados de acuerdo a lo establecido por la Constitución y los respectivos Estatutos.

¿Cuál es el motivo de esta anomalía administrativa y cuáles sus consecuencias?

Descartado el riesgo de recibir de parte del órgano legislativo ternas no gratas al Presidente,  quedan sólo dos explicaciones.

Algunas veces – es  el caso del comandante de la Policía – el candidato preferido por el Gobierno no cumple los requisitos reglamentarios de la institución; consecuentemente se salva ese escollo con un nombramiento interino. En mi opinión este razonamiento es falaz. El incumplimiento de requisitos no debería justificar un interinato – ese criterio nos llevaría al absurdo de que un estudiante podría ser designado al cargo de comandante de la Policía -, sino la urgencia – por ejemplo, ante una renuncia intempestiva – cuando no hay el tiempo ni las condiciones para un nombramiento siguiendo el procedimiento regular. En todo caso, el interinato debería responder a una situación de excepción, que requiere ser subsanada en un tiempo breve.

Es cierto que el actual Gobierno ha abusado de esta interpretación antojadiza, especialmente en YPFB y demás empresas del Estado, pero no considero que esa sea  la razón  principal.

Una explicación más atinada apunta a la peculiar manera de concebir el poder por parte del Presidente del Estado Plurinacional. Es una visión autoritaria y sindicalista, centrada en su persona, su humor y en un alto contenido de desprecio por las normas institucionales. De ese modo se nombran interinos para asegurarse que esa autoridad pueda ser removida con una simple orden telefónica, en cualquier momento y por cualquier pretexto; mientras que una designación regular sólo debería ser revocada mediante un proceso administrativo. Leer más…

Categorías:política y economía