Inicio > cosas de la vida, ironia, política y economía > Del banco sus disparates

Del banco sus disparates


Página Siete, 19 de julio de 2014

Mucha gente supone que el tratar con números hace las personas o las instituciones más racionales. Los ejemplos que tenemos a mano en Bolivia me hacen recelar de esa creencia, aunque es con los bancos que se disipan todas mis dudas. En efecto he visto tantas absurdidades en esas instituciones, que he resuelto convertir la espuma de mi boca en tinta de esta columna.

Para empezar, ni bien uno ingresa al banco, un policía armado ordena quitarse el sombrero, porque, como bien se sabe, el sombrero es un arma muy común para asaltar bancos. ¡Vaya manera de apoyar a la campaña que, desde hace 18 años, la UMSA y la OPS desarrollan para que el ciudadano se proteja de la radiación ultravioleta! Desde luego en el banco no hay detectores de metal, si acaso a alguien se le ocurriera llevar un rifle Kalashnikov  bajo su abrigo. Luego, ya  en la caja, uno descubre que no hay dónde apoyar el temible sombrero. Las manos -las dos únicas que, por un lamentable descuido, uno lleva consigo- no alcanzan para sostener el sombrero, manejar el dinero, firmar papeles y entregar/recibir la cédula de identidad.

Desde la implementación de las tarjetas de crédito/débito con chips, muchos usuarios han debido tropezar con la baja calidad de las nuevas tarjetas, que se rompen con una facilidad asombrosa. Reponerlas es fácil, pero cuesta.  Para colmo el banco comunica que la empresa que administra  las tarjetas VISA no tiene plástico para reponerlas y no lo tendrá durante más de 50 días, tiempo en el cual, obviamente el usuario seguirá pagando comisiones y mantenimiento, a pesar de no poder usar la tarjeta.

Incluso contando con el servicio, alguien (¿el regulador ASFI?) debería explicarnos por qué el usuario debe pagar mensualmente el “mantenimiento” de cuenta (eliminado hace tiempo para cuentas corrientes),  si el comerciante ya paga al banco un porcentaje por la compra realizada. O sea, el usuario le permite al banco ganar y en agradecimiento éste le cobra una comisión cada vez más onerosa (mensualmente asciende a Bs. 50 por tarjeta, el costo de medio año de consumo de gas domiciliario).

Continuando con el tema, me pregunto por qué,  cuando uno viaja al exterior,  debe informar al banco, por cada tarjeta “internacional” que lleva consigo: dónde viaja, cuándo viaja, por cuánto tiempo viaja (sólo falta que se le pida confesar con quién y para qué viaja), so pena de verse en apuros con sus tarjetas y su dinero bloqueados. Para justificar esa fragrante violación de la “privacy”, el banco arguye que se trata de medidas por el bien del cliente. Lo que el banco olvida mencionar es que los clientes pagamos mensualmente  un seguro contra fraudes por cada tarjeta. Por tanto, la pretendida seguridad es en realidad para el banco y para las empresas de seguro que suelen están vinculadas a la propiedad del banco. ¿Qué espera la ASFI para proteger a los usuarios de este inexcusable abuso?

Finalmente, si un cliente precisa un crédito bancario, no es suficiente un impecable currículo en la “central de riesgos”.  Entre los formularios que debe llenar destaca la declaración jurada de que desde que ha nacido no se ha enfermado nunca. Pero, si por su mala suerte, le operaron de uñero hace 10 años, tendrá que llevar su historia clínica al médico del seguro del banco, y enfrentar una traba más para obtener el crédito. Para agilizar la operación, algunos funcionarios te insinúan, “sottovoce”, que mientas descaradamente, como hacen los políticos curtidos cuando alaban la nacionalización. Sin embargo, ¡cuidado con enfermarte!, porque entonces el banco -irracional pero no tonto- tendrá un buen pretexto para no aplicar el seguro.

  1. julio 21, 2014 a las 12:27 pm

    A eso, agregaría dos experiencias de lo más terribles:

    1) Cuando no se recuerda la clave de la tarjeta y se decide hacer una cola inmensa en el banco para retirar el dinero, la sorpresa es que no se puede retirar el dinero desde la caja sin la tarjeta. Entonces, ¿qué diferencia hay entre cajero y caja? Dicen que es por razones de seguridad… digo yo, ¿no es más seguro que esté el titular de la cuenta en carne y hueso, con su carnet de identidad, firmando los papeles del retiro con su mismísima firma que la tarjeta en el cajero? Y claro, eso implica sacar otra tarjeta, que tiene un costo abismal y esperar a que esté habilitada. Y si, como en tu caso, no tienen el dichoso plástico ¿qué pasa? ¿nunca podré retirar el dinero?

    2) El pasaporte, resulta ahora, no es un documento válido para trámites bancarios. Fui a cobrar un cheque (había perdido mi carnet) y me dijeron que no era posible con pasaporte, que era mejor que endose el cheque a alguien con carnet. Analizando esta situación con otras personas, llegaron a la conclusión de que se falsifican más pasaportes que carnets y puede ser una razón. Bueno, digamos que sí, pero, ¿tampoco es posible hacer un depósito con pasaporte? (y no de sumas grandes) eso ya es el colmo de los colmos… la “solución” que te dan en el banco es que para hacer un depósito con pasaporte debes pedir una autorización formal a la ASFI..

    ¡Odio a los malditos bancos!

    • julio 21, 2014 a las 3:56 pm

      Estimada lectora,
      si tuviera que comentar todos los disparates de los bancos, debería escribir un libro. tal vez lo haga! Gracias por su aporte

  2. fernando
    julio 21, 2014 a las 7:24 pm

    Disparate de columna barata sin fundamento… pura mentira y reflejo d la ignorancia d este pseudo intelectual

    Y cual serían los fundamentos y la verdad? Qué lo diga el banquero o funcionario de ASFI que se escuda en el anonimato FZ

  3. gabriel
    julio 31, 2014 a las 11:45 pm

    Epa don “fernando”!!, en qué entidad bancaria deja el CO2 que botan sus pulmones?
    humildemente le pido un favor, ayúdeme a entender la ganancia de escribir “d” y no “de”. ahorra energía por letra?
    saludos,

  4. ladelibroabierto
    septiembre 8, 2014 a las 8:59 pm
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: