Archivo

Archive for the ‘homenaje’ Category

No murió por Covid19, murió porque cedió su corazón

Esta semana comparto mi espacio de opinión con el Padre Max Schiller, un misionero alemán que vive desde hace 46 años en el Norte de La Paz (Titicachi, municipio de Chuma).

P. Max, miembro de la congregación de los Hermanitos de Jesús, pertenece a la Diócesis de El Alto, cuyo Obispo, Mons. Eugenio Scarpellini, falleció recientemente.

Ambos, Max y Eugenio, son mis hermanos mayores en este caminar detrás de Jesús, el Buen Pastor; con ellos he vivido momentos de angustia al pasar por cañadas oscuras y pausas de descanso junto al agua de los oasis de la vida; vida que, para Eugenio, se ha transfigurado en eterna.

Antes de Navidad, tuve la suerte de compartir una “última cena” con él y un puñado de amigos, durante la cual relató algunos pormenores de la compleja y milagrosa negociación que, gracias también a su entrega, logró la pacificación de Bolivia y la transición democrática. Porque eso fue Eugenio: un pastor servicial, un amigo leal y un corazón incansable para construir la paz. De hecho, acierta el P. Max en decir que la muerte de Mons. Eugenio no fue por Covid19, sino por la entrega generosa hasta el extremo de su corazón.

 El texto siguiente del P. Max me representa totalmente en este momento de profundo dolor, pero siempre apoyado en la roca firme del Señor.

“Mons. Eugenio murió el 15 de julio de dos infartos. Murió en El Alto, en el Hospital “Sagrado Corazón” donde ingresó, contagiado por Covid 19, para descansar y curarse en aislamiento. Cuando personas muy activas entran en reposo, salen a la superficie problemas acumulados. No creo que los problemas de Mons. Eugenio tenían mucho que ver con su trabajo de obispo y la diócesis de El Alto. Los problemas eran más bien de índole política y social. Desde que fue nombrado obispo de El Alto el año 2013 le tocó ser portavoz de la Iglesia Católica. Al frente tenía un gobierno triunfador y socialista. Nunca tuvo la vida fácil en ese cargo.

A nivel local, El Alto es una ciudad conflictiva y pasó por momentos muy penosos como la quema de la Alcaldía con varios muertos, estando la policía a unas cuadras retenida por órdenes superiores. Luego hubo el Referéndum del 21 febrero de 2016 en el cual Mons Eugenio llevó la voz de la iglesia en favor de la democracia. Asimismo, participó en la redacción de cartas pastorales de la Conferencia Episcopal que reflexionan sobre el cuidado del medio ambiente y la compleja problemática de la producción de las drogas y de su consumo interno.

Y, por último, su actuación en los acontecimientos de octubre y noviembre de 2019, el fraude, el abandono de funciones del presidente, luego las tragedias de Sacaba y Senkata; todo eso pasó por el corazón del pastor.

Cuando dos poderes se enfrentan, en los medios y en las calles, sin aparente solución, Mons. Eugenio, junto con otros actores, logra instalar con éxito una mesa nacional de diálogo. En consecuencia, la Asamblea Legislativa Plurinacional y la Presidenta elaboran y aprueban una nueva ley electoral.

El corazón del pastor sigue latiendo, pero viene la pandemia, con enormes consecuencias. Hay interferencias desde Argentina, hay desunión entre las fuerzas democráticas, las elecciones se acercan y se avizoran nuevos problemas políticos y sociales. Monseñor Eugenio visita sus parroquias, escribe sus homilías, celebra eucaristías por televisión y Facebook y, finalmente, da positivo y entra en cuarentena.

En el reposo el corazón recuerda. Mons. Eugenio no murió de Covid19, porque éste afecta al pulmón. Murió de infarto al corazón por tantos problemas acumulados. El corazón del buen pastor no dio más; por todo lo del pasado y por lo que iba a venir en adelante.

Él está en mis oraciones. Que descanse en paz. P. Max”.

Publicado en Página Siete el 25/07/2020

Categorías:homenaje, religion

Francisco y Benedicto, blancos (sanos) de la curia vaticana

Actualizando mi blog ….,

Recientemente, han trascendido algunos rumores de un enfriamiento de la relación entre el papa Francisco y el papa emérito Benedicto XVI (BXVI), descrita magistralmente en la película “Los dos Papas”.

A fines de octubre del año pasado, mientras Bolivia convulsionaba a raíz del fraude electoral, en el Vaticano se aprobaba con 2/3 de votos el documento final del Sínodo de la Amazonía, convocado para debatir temas específicos de esa región, como la ecología, la pastoral de las poblaciones indígenas y el rol de la mujer en esas comunidades. El documento servirá de base para que Francisco discierna, apruebe y promulgue próximamente los cambios propuestos.

Entre las propuestas más polémicas de los obispos “amazónicos” (incluyendo a un selecto grupo de obispos bolivianos), destacan los cambios en el celibato sacerdotal, una norma (no un dogma) milenaria en la Iglesia Católica. De hecho, las iglesias de rito oriental, a diferencia de las de rito latino, permiten, junto al celibato, la ordenación de varones casados, aunque éstos últimos no pueden ser ordenados obispos.  

El Sínodo ha justificado el cambio por razones pastorales. En síntesis, siguiendo al Concilio Vaticano II, se reconoce que el fundamento de una comunidad cristiana es la Eucaristía, celebrada en la Misa. Debido a las grandes distancias y a la escasez de sacerdotes, muchas comunidades de la Amazonía no consiguen celebrar los sacramentos ni una vez al año, motivo por el cual se ha propuesto que varones idóneos y reconocidos por la comunidad, que ejerzan un diaconato permanente y fecundo, previa formación adecuada, puedan ser ordenados sacerdotes, con todas las prerrogativas, pudiendo mantener una familia legítimamente constituida y estable.  

Esta propuesta ha suscitado la oposición de algunos cardenales, obispos y teólogos, quienes perciben que se estaría abriendo una brecha para que una excepción pastoral termine aplicándose en toda la Iglesia. A ese grupo reducido de críticos se les ha presentado la oportunidad de renovar sus ataques a Francisco, tanto por razones políticas (un papa latinoamericano con simpatías por la izquierda, tolerante con los regímenes populistas, como piensan muchos también en Bolivia), como por razones doctrinales (un modernista). La oposición teológica abarca no solo la defensa del celibato como “disponibilidad absoluta al servicio de Dios” (un concepto relativo en teoría y en la práctica), sino también a instituciones de gobierno colectivo de la Iglesia, como son los Sínodos, revalorizados por Francisco, e incluso los mismos Concilios.

En este contexto, el ala tradicionalista de la Curia, al ver opacado su poder, ha buscado el apoyo del papa emérito, quien supuestamente debía mantenerse al margen del gobierno de la Iglesia y no interferir públicamente con las decisiones de su sucesor. Sin embargo, en una confusa actuación, BXVI colaboró con una publicación, opuesta a la propuesta sinodal, del cardenal conservador Robert Sarah; aunque luego recapacitó y optó por retirar su nombre como coautor.

Comparto dos interesantes reflexiones en torno a ese suceso. La primera es sobre el título de “papa emérito”. Distinguidos teólogos se preguntan si BXVI tomó una decisión acertada al atribuirse ese título, inédito en la historia de la Iglesia y fuente de cierta confusión.   Según ellos, lo que únicamente correspondería es el título de “obispo emérito de Roma”, como sucede con cualquier obispo que se jubila de su cargo.

La otra, más relevante, resalta la serena firmeza mostrada por Francisco frente al intento de manipular mediáticamente a BXVI; una actitud basada en la confianza plena del papa en la lealtad y la comunión inquebrantables que lo une a su antecesor.

Página Siete, 25/01/2020

Categorías:homenaje, religion, varios

Las flores de las Primavera Boliviana

Ha sido un proceso largo y doloroso, pero al final floreció la Primavera Boliviana. Si el clima se mantiene templado y no regresan violentas tormentas invernales e infernales, Bolivia podrá vivir un período de reencuentro, reconciliación y reconstrucción que culminará en las próximas elecciones, libres de tramposos competidores.

Revisitando las cuatro semanas que duró el conflicto, me quedo con algunas flores que nos deja ese proceso.

Destaco en primer lugar la participación de la juventud, que ha vuelto a enamorarse del bien común, exponiéndose con sacrificio a una lucha pacífica, sin paga ni nota, creativa en cantos y estribillos que ya empezamos a extrañar. Esa juventud, que no se mide en años, adquirió rostro de familias enteras que marchaban, bloqueaban, asistían a cabildos, cantaban, luchaban y rezaban. Realzo también el acompañamiento de los vecinos a los grupos movilizados, la solidaridad y nuevas amistades en calles y edificios para resistir las acciones vandálicas que, también por esa razón, no lograron imponerse. Valoro especialmente la autodefensa de los ciudadanos de El Alto y otras zonas periféricas debido a las críticas condiciones de su entorno.

Un segundo ramillete de flores lo componen los líderes de la protesta -políticos, cívicos e institucionales- cada uno en su rol. Seguramente se cometieron errores, omisiones y excesos, fruto ora del entusiasmo, ora de la bronca, ora de la urgencia, pero su liderazgo en las calles y en los cabildos se mantuvo en el cauce de la protesta pacífica y en el marco constitucional.

Pongo en un tercer ramo a periodistas, comunidad académica y redes sociales. Los primeros por el invalorable y sacrificado trabajo por mantener bien informada la población en medio de amenazas y riesgos sin fin. Entre ellos, van mis respetos por Fernando del Rincón de la CNN que se enamoró de la causa boliviana mostrando a toda América los verdaderos rostros de los actores en conflicto. A su vez, los académicos -informáticos, estadísticos y científicos- actuaron como “investigadores de la estafa”, desde Bolivia y en el exterior, para desenmascarar el indignante fraude perpetrado con alevosía y premeditación por el MAS.  Finalmente, las Redes Sociales explotaron, en cantidad de memes y de usuarios activos, ante la huida de los “guerreros digitales”, no sabemos si por falta de paga o de motivación. Twitter, al margen de algunas exageraciones y distorsiones, logró hacer circular información, análisis y humor, incluso negro, como corresponde a un buen boliviano.

Asimismo, instituciones claves del Estado de derecho, como la Policía y las FFAA, hicieron su trabajo con profesionalidad y responsabilidad, en apego a la Constitución. No deseo olvidarme del rol, muchas veces discreto, de la comunidad internacional para facilitar soluciones legales y duraderas, junto a ese irremplazable actor clave de pacificación que es la Iglesia Católica.

Sin embargo, sabemos que la primavera es también la idílica estación de enamoramientos que no siempre maduran en amores. En este período de transición no hay cabida para triunfalismos. Muchas lacras recién derrotadas aún subsisten; otras pueden reaparecer, a causa de revanchismos e intolerancias. Muchas lágrimas esperan ser enjuagadas y heridas profundas aguardan a ser sanadas. En efecto, junto a varias señales positivas, especialmente desde de las mujeres al mando, vemos también uno que otro mensaje ambiguo que contamina, cual flor marchitada, el ramillete democrático de esta Primavera.

Por eso, es necesario que se expresen voces plurales para que prevalezca la paz, pero con tolerancia.           Entre ellas, las columnas críticas y constructivas, ahora más necesarias que nunca.

Alexander Humboldt, el descubridor científico de América

Homenaje a los 250 años de su nacimiento

En Bolivia el nombre de Humboldt está asociado con plazas (en Calacoto), avenidas (en Cochabamba) y colegios alemanes (en Sucre), pero poco se conoce de su larga vida y, aun mas, de su vasta trayectoria científica y humanista.

En el marco de la celebración, coordinada por la Embajada Alemana, de los 250 años del nacimiento de Alexander Humboldt, este articulo pretende mostrar algunas facetas de la vida y obra de uno de los últimos “polímatas” (un término griego que podríamos traducir como “hombres multidisciplinarios”) de la historia moderna.

  1. El científico polifacético

El barón Friedrich Wilhelm Heinrich Alexander Freiherr von Hulmoldt (en breve Alexander Humboldt) nació en Berlín el 14 de septiembre de 1769 en el seno de una familia aristocrática prusiana. Su hermano mayor, conocido como Wilhelm  Humboldt, fue un destacado filósofo, pedagogo, lingüista y diplomático.

Después de completar sus estudios de geología en Gotinga y Freiburg, Alexander Humboldt a los 24 años asume el cargo de Superintendente de Minas de Prusia, escribe su primer artículo y fortalece sus ideas liberales, en simpatía con las de la Ilustración y la Revolución Francesa.

El año 1796 muere su madre dejando una herencia monumental para la época que Alexander pronto monetiza para emprender viajes de estudio e investigación. Tres años después, gracias a las credenciales otorgadas por el rey Carlos IV y el respaldo de su fortuna personal, emprende un viaje hacia América (1799-1804) en compañía del botánico francés Aimé Bonpland. De regreso a Europa, se establece en Paris, donde conoce y comparte ideales con el joven Simón Bolívar,  y concluye, hasta 1834, la memoria del viaje a América en treinta tomos.

Cuando su fortuna empieza a menguar, regresa a Berlín al servicio del Rey de Prusia, destacándose como popular y brillante conferencista. Emprende también su obra más ambiciosa, Kosmos, fiel reflejo de su personalidad polímata. Alexander Humboldt muere en Berlín el año 1859, en el umbral de los 90 años.

  • Explorador de América

Al zarpar de La Coruña el 5 de junio de 1799, la meta de Humboldt y Bonpland era llegar a Cuba, pero la corbeta “Pizarro” por razones sanitarias tuvo que desviarse a Venezuela, cuyo territorio fue objeto de una minuciosa exploración geográfica, geológica, minera, botánica, ornitológica y hasta espeleológica.

Desde Cartagena de las Indias los dos exploradores deciden emprender un azaroso viaje por tierra, remontando el rio Magdalena y ascendiendo por la cordillera hasta Santa Fe de Bogotá, para luego seguir por tierra hacia Quito y Lima. En Ecuador Humboldt suma la volcanología a su red de intereses científicos y en Perú añade otras dos importantes áreas científicas: la antropología, mediante el estudio de culturas indígenas ya contaminadas por la influencia española, y la oceanografía, a la cual contribuyó con mediciones y la descripción de la que se conoce hoy como la Corriente de Humboldt. Se trata de una corriente marina fría que nace en las costas del sur de Chile y llega hasta el Ecuador, cuyas consecuencias son la abundante pesca y el clima árido de la costa que baña. Ocasionalmente esa corriente es desplazada por aguas calientes provenientes de Australia, dando lugar al famoso fenómeno del Niño.

El año 1803, Humboldt y Bonpland en el viaje de regreso a Europa pasan por Nueva España (México) donde realizan diferentes estudios y en marzo de 1804 visitan los Estados Unidos donde Humboldt encuentra al Presidente Thomas Jefferson, un alma gemela por el amor a la ciencia y a las ideas liberales, con el cual mantendrá una larga amistad epistolar.

Sin embargo, en los encuentros con Jefferson Alexander Humboldt pecó, en el mejor de los casos, de ingenuo. Es un hecho comprobado que pasó a los norteamericanos valiosa información acerca de Nueva España, sus recursos naturales y su débil institucionalidad, lo que dio alas a la política expansionistas de los EEUU desplegada en los siguientes años.

De todos modos, los viajes y las investigaciones realizadas, plasmadas en sus escritos, le hacen merecedor con toda justicia del título de “descubridor científico de América”.

  • Amigo de Bolívar y mentor de Darwin

Humboldt fue un personaje muy reconocido en su vida y un incansable escribidor de cartas mediante las cuales se relacionaba con personalidades del mundo científico y político. Quisiera mencionar a dos de esas personalidades que son de particular interés para América y las ciencias naturales.

La relación de Humboldt con Simón Bolívar (un joven de 21 años) se consolidó en el viaje que hicieron juntos a Italia a fines de 1804. Se sabe que en Nápoles escalaron juntos el Vesubio y se asume que, junto a temas científicos que permitían al científico recién llegado de América de lucirse,  hablaron de las condiciones socio-políticas de la sociedad hispanoamericana, la esclavitud y la necesidad compartida de liberar a América de la dominación española.

También es de suponer que Bolívar se hizo de los mapas geográficos de Venezuela y Colombia, los que eventualmente fueron de gran utilidad durante sus campañas militares. Más tarde, sin posibilidad de volverse a encontrar, la correspondencia epistolar entre ambos revela una admiración mutua.

Charles Darwin era 40 años mas joven que Humboldt y su obra maestrea (El origen de las especies) vio la luz el mismo año que murió Humboldt.

Darwin tuvo acceso a la edición inglesa de la obra de Humboldt acerca de sus viajes a Hispanoamérica, antes de emprender su viaje en el Beagle (1831-1836). Después de un contacto epistolar, finalmente los dos científicos tuvieron un encuentro formal e intrascendente en 1842. La influencia de Humboldt se refleja en el interés de Darwin por la geología. En palabras de Darwin: “toda la trayectoria de mi vida se debe a haber leído y releído de joven su Narrativa personal”.

En resumen, Darwin aprendió de la lectura de Humboldt la curiosidad por viajar y la importancia de la Geología para el génesis de la gran síntesis de la Evolución.

Alexander Humboldt no llegó a Bolivia, pero, debido a su influencia sobre el Libertador y su valorización de la geografía y geología de América, ese gran polímata del ‘800 merece el reconocimiento y la gratitud también de nuestro país en la celebración de los 250 años de su nacimiento.

Publicado en IDEAS de Página Siete el 1/09/2019

El Postulado de Gell-Mann

Página Siete, 1 de junio de 2019

En el umbral de los 90 años, ha fallecido Murray Gell-Mann, uno de los gigantes de la Física del siglo XX. Norteamericano, de familia judía originaria de Austria y ganador del premio Nobel de Física en el año 1969, Gell-Mann es celebrado por el destacado aporte a la formulación matemática de la teoría de las partículas elementales, gracias al ordenamiento y clasificación que realizó en los años ’60, replicando en la física nuclear la hazaña del ruso Dmitri Mendeleev en la Química (tabla periódica de los elementos), cien años antes.

Murray Gell-Mann fue un genio científico “renacimentista”, no sólo por su cultura universal y la constante atención a los temas políticos y sociales, sino también por el interés en diferentes campos de la ciencia que cultivó hasta sus últimos días.

Se reconoce su paternidad, de manera especial, en el “bautizo” de conceptos y propiedades de la microfísica. De hecho, Gell-Mann acuñó el término “quarks”, un nombre tomado de un pasaje de la novela Finnegan’s Wake de James Joice (“Three quarks for Muster Mark!”), para los fundamentales e inaccesibles ladrillos de la materia que pusieron orden en el “zoológico” de las partículas elementales producidas por los grandes aceleradores. De igual manera, el genial físico bautizó las propiedades de los quarks con términos exóticos, como “extrañeza” y “color”, dando vida a la elegante y precisa teoría llamada “Cromodinámica Cuántica”.

Al margen de su brillante trayectoria científica, me ha vuelto a la mente, en estos días, el poco conocido “Postulado de Gell-Mann”, que no es una ley o un resultado científico, sino tan solo una conjetura razonable, amparada en la experiencia.

El “Postulado de Gell-Mann” afirma, en síntesis, que “lo que no está prohibido debe suceder” y tiene dos implicaciones relevantes. Por un lado, si una teoría no prohíbe ciertos procesos, éstos en algún momento deben ser detectados (piensen en las ondas gravitacionales). Al contrario, si un proceso no es observado a pesar de no estar prohibido, debe existir un motivo, generalmente una nueva ley que impide que ese proceso suceda (el caso del éter). De hecho, las preguntas suscitadas por efectos permitidos, mas no observados, de las colisiones atómicas abrieron las puertas a nuevos hallazgos teóricos.

Desde luego, Gell-Mann formuló su Postulado pensando en las aplicaciones al microcosmos, pero nada impide usar su Postulado en otros campos del conocimiento.

Por ejemplo, la existencia de vida extraterrestre no está prohibida por ninguna ley científica, de modo que, de acuerdo con el Postulado, en algún momento debe hallarse vida en otros lugares del Universo o, en su defecto, deberá buscarse una razón para su no existencia.

Adaptado al Derecho, el Postulado se parece mucho a la máxima: lo que no está prohibido está permitido… y sucederá impunemente, hasta que se lo prohíba. Sin embargo, la burocracia suele sanarse en lo sano y matarnos de rabia, aplicando otro principio: lo que no está expresamente autorizado, está prohibido.

Asimismo, los organismos genéticamente modificados y los agrocombustibles no están expresamente prohibidos en la Constitución Política vigente, la cual seguramente fue redactada con el fin de que en algún momento se los permitiera, como se está haciendo alegremente hoy.

Finalmente, la repostulación de Evo Morales, prohibida por la Constitución y negada por el pueblo del 21F, parece confirmar que toda regla tiene excepciones. Sin embargo, el mismo Postulado de Gell-Mann permite a los opositores avizorar que la derrota electoral del oficialismo, al no estar prohibida por ninguna norma, puede y debe suceder; a no ser que existieren mecanismos ocultos para imponer la perpetuación en el poder.

¿En qué cree Evo Morales?

Página Siete, 25/08/2018

Al Presidente del Estado Plurinacional le acompañan convicciones profundas y clichés populistas, pero también credos oportunistas. Leer más…

Oscar Saavedra, mi antipartícula

Página Siete, 5 de mayo de 2018

En la física atómica las antipartículas se caracterizan por tener algunas propiedades idénticas y otras opuestas a las respectivas partículas. Por ejemplo, el positrón es la antipartícula del electrón; tiene la misma masa y el mismo espín, pero carga positiva. Una característica importante de las antipartículas es que son incompatibles: cuando un positrón choca con un electrón ambos se aniquilan, transformando su masa en energía de radiación, según predijo Albert Einstein (E=mc2). Leer más…

El aporte de la Reforma Luterana a las Ciencias Naturales

Suplemento IDEAS de Página Siete, 29/10/2017

En este resumen de las ideas que expuse en el Conversatorio sobre los 500 años de la Reforma Luterana, realizado en la Universidad Católica Boliviana, intentaré responder a tres preguntas relacionadas con el aporte de la Reforma Luterana (más que de Lutero) al desarrollo de la ciencia. Leer más…

Mis primeros setenta

Esta columna tiene un tinte íntimo debido a la coincidencia de la fecha con mi 70avo cumpleaños. Si los  “primeros setenta”, como digo en broma, son un motivo especial para hacer un balance de lo vivido, entonces no encuentro mejor manera de hacerlo que dejándome guiar por el Salmo 90. Leer más…

Mentes (femeninas) brillantes

Página Siete, 25/03/2017

Si preguntara a quemarropa por el nombre de una mujer científica, quien sabe “siete de diez bolivianos” nombraría a Madame Curie (Marie Sklodowska), la química franco-polaca del siglo XX que se hizo merecedora de dos premios Nobel (Física, 1903, y Química, 1911). Sin embargo no es la única, ni tal vez la más brillante mente científica femenina de la historia. Leer más…